JUAN BAUTISTA CANUT DE BON GIL (historia del Evangelio e Chile)


JUAN BAUTISTA CANUT DE BON GIL

Entramos en el mes de la Biblia y generalmente no nos recordamos de quienes hicieron posible que el Evangelio fuera expandido por esta región del mundo, especialmente quienes con sacrificio y abnegación esparcieron la semilla en Chile. Abriendo surcos con lágrimas y sangre. Hoy quiero dar a conocer un trabajo realizado por un siervo del Señor de nombre Manuel Herrera de la Calera y una recopilación de datos que he conseguido acerca de un pionero del evangelio en Chile, que llamaremos “el LUTERO  chileno”, su nombre JUAN BAUTISTA CANUT DE BON GIL.

Fue un pastor evangélico del siglo XIX, predicó denodadamente el reino de Dios, ganando para sí el apelativo cargado de una connotación indigna y burlesca. Incluso, el diccionario de la Real Academia de la lengua española ha establecido al término “canuto” una acepción, señalando que es el “Nombre que el pueblo de Chile da a los Ministros y Pastores protestantes”

SU ORIGEN CATOLICO: El pastor Canut de Bon nació en Valencia España, el 30 de Septiembre de 1846 a las 9 de la noche. Recibió su confirmación en la iglesia de Los Santos Juanes de Valencia y a los 9 años ya era alumno de la escuela Pía de Valencia en la clase del Padre Luís, en el claustro del convento. Llegó a Chile, a la ciudad de Los Andes, acompañado de varios prelados de la iglesia Católica, ciudad en la cual abandona a sus compañeros en el año 1871. Ese mismo año, el 5 de agosto, se casó con la señorita VIRGINA ROBLES AGUILAR     , siendo bendecido su matrimonio en la parroquia de dicha ciudad. Años más adelante  pasa a la ciudad vecina de San Felipe, donde se instala exitosamente con una tienda de casimires. Su familia queda constituida por una totalidad de 10 hijos: Juan Bautista 2do., Juan Bautista 3ro., Salvador, Salvador Alfonso, Carlos Elías, Eva Juan, Luisa, Laura, Juan y Barak. Luego de un viaje a Argentina en el año 1873, se le encuentra de retorno en Chile para comenzar su vida de conversión al evangelio de Jesucristo.

Barak canut de Bon (pintor e hijo de uno de los fundadores del Movimiento Evangélico en Chile) en Coquimbito, Los Andes, dialogando con Gabriela Mistral, Novel de literatura chilena.

VIDA EVANGELICA: Mientras trabajaba en su tienda de casimires de San Felipe, llegó a sus manos un ejemplar del Nuevo Testamento, el que le permitió conocer la fe de Jesús. En 1877 se le encuentra predicando en San Felipe y en 1878 recibe la visita del Pastor William Taylor. Posteriormente ingresa a trabajar para la Iglesia Presbiteriana en la cual no logra desarrollar una gran labor. Sin embargo, esta situación cambió absolutamente cuando, a partir de 1890 ingresa a las filas de la Iglesia Metodista Episcopal. Esta institución le nombra como Pastor para la región de Coquimbo y La Serena, zona en la que extiende su trabajo a Huasco, Vallenar y otras localidades, en las cuales consagró su quehacer cristiano.

La sociedad de La Serena, al igual que la mayoría de las ciudades de Chile en aquel entonces, consideraba a los evangélicos como una clase rara de gente por cuanto predicaban; según los que se convertían a dicha fe debieran sufrir la marginación por parte de sus relaciones. La verdad de los evangélicos deja de ser parte de la verdad de ese tiempo. Ser evangélico a finales del siglo XIX requería mucha entereza, certidumbre de fe y de creencias, ya que las persecuciones y la intolerancia eran cosa habitual. Canut de Bon vivió en carne propia esta intolerancia social en una ciudad sellada con la impronta de la religión oficial, la cual se negaba con todas sus fuerzas a aceptar en el seno de nuestra sociedad esta nueva doctrina.

Recorriendo las páginas de las primeras actas de fundación de la Iglesia Metodista Episcopal de La Serena, encontramos los cultos y servicios religiosos: dos noches en la semana, martes, viernes y el domingo, tres servicios: 1º la oración, 2º el Estudio Bíblico (Escuela Dominical), y 3º la predicación en la noche…” Esta actividad comenzó a ser observada con preocupación por los vecinos del sector de Eduardo de la Barra (en aquel tiempo San Francisco No. 22), El libro de actas señala que: “…los cultos se hacían con toda regularidad, la gente que venía con toda buena voluntad como 50, y la que viene por novedad era mucha, en el pasadizo, patio y calle. Cuando salía el culto se llenaban ambas aceras, nos estrechaban obstaculizándonos, arrojándonos e insultándonos de Luteranos herejes, etc., No menos de seis u ocho teníamos que ir en las noches de culto a acompañar a don Juan Canut de Bon hasta su casa y las turbas nos seguían vociferándonos e insultándonos arrojándonos piedras. Era un verdadero vía crusis lo que se pasaba en el trayecto del local hasta la casa del Sr. Canut. Dos cuadras y medias en este trayecto, y rara vez era la noche en que no se recogían dos o tres piedras de las que caían cerca de la víctima o que le habían puesto en peligro su vida. El se contentaba en escribir en la piedra la fecha en que con tan mala intención había sido arrojada sobre él. El Espíritu del Señor era con nosotros. Nunca pasó por la mente de ninguno pensar en vengarse. La prueba, las piedras se recogían y se llevaban a la casa. Noche a noche las multitudes aumentaban, teniendo que irnos por fuera de la vereda, porque las aceras a ambos lados estaban llenas de gente y nos seguían haciendo la algazara mas tremenda de insultos, chiflos y palabras deshonestas..”

LAS AUTORIDADES Y LA SOCIEDAD SERENENSE: En este estado de cosas, ante el peligro evidente que esta corriendo el Pastor Canut de Bon y su familia, ante los desmanes que los defensores de la religión oficial de ese tiempo estaban causando a la propiedad del culto y a la vía pública, fue menester elevar la causa ante el Intendente de la Provincia. El requerimiento consistió en la solicitud de guardianes en las puertas del inmueble en los días y horas en que se realizaban los cultos. “fuimos muy bien atendidos en nuestra solicitud por el Señor Intendente, el cual dio la orden de que todas las noches de culto  fueran cuatro guardianes, dos de a pie en la puerta de la casa, donde se celebraban las reuniones y dos de a caballo en la esquina de Cienfuegos-Catedral..”

El envío de este contingente de respaldo policial trajo inmediatas consecuencias. En primer término significó el respaldo civil de la autoridad al ejercicio de un culto de práctica religiosa libre, con arreglo a las disposiciones de tolerancia establecidas por la ley interpretativa del artículo 5º de la Constitución Política del Estado. Esto constituyó un grave golpe para los defensores de la que fuera la religión oficial y para la alta sociedad Serenense, quienes a la sazón, pasaron a constituirse en irreconciliables perseguidores de esta causa. La aristocracia de la ciudad  y el público en general comenzó a agitarse peligrosamente al ver como la autoridad no había cedido a sus peticiones de desalojo a los evangélicos.

Los diarios y periódicos de la época dieron amplia cobertura a los acontecimientos de comienzos del año 1890. Era la época del gobierno de don José Manuel Balmaceda, quien en su otrora función de Diputado de la República, había sido un ardiente promotor de la libertad de culto y de conciencia definitiva. Diarios como “El Coquimbo”, “La Reforma” y “La Fe”; todos de la nortina ciudad, recibieron en sus rotativos las opiniones, argumentos y apasionados descargos, provenientes de ambas partes del litigio.

Los clérigos del “Seminario”, habían comenzado a editar un periódico denominado “La Fe”. En este, 60 señoras serenenses firmaron el siguiente comunicado: “Las abajos suscritas, llevadas de nuestro deseo de combatir por los medios que estén a nuestro alcance  la inicua propaganda que el sectario Juan B.Canut y sus favorecedores que tienen el atrevimiento de hacer en nuestra católica ciudad, y sabiendo que entre estos últimos se encuentran algunos comerciantes de esta plaza, nos comprometemos formalmente a no favorecer con nuestras compras a dichos comerciantes de todas perfectamente conocidos, debiendo acudir todas a las tiendas de comerciantes católicos o de protestantes honrados que no hieran nuestros sentimientos religiosos con manifestaciones contrarias a nuestras creencias”. Este comunicado fue escrito en castellano, inglés, francés, alemán e italiano.

CANUTO: Como hecho que pasaría a la historia del Evangelio en Chile, se destaca lo que rebasó la copa de amargura del valiente Pastor y ex sacerdote jesuita, cuando pasa por las calles, la gente le insultaba con improperios de todo tipo. Nuevamente las actas de la Iglesia Metodista Episcopal de La Serena nos alumbraban a este respecto cuando dice que el Pastor Canut de Bon: “…se dedicaba a la obra con todo esmero. Por este motivo se le veía a todas horas en la calle. Validos de esto, los niños de La Serena, inventaron decirle donde lo encontraban:” Canuto…”. Este fue el principio y motivo para que se propagara este apodo a todos los que íbamos a los servicios religiosos. De los niños pasó a los más grandes, y estos ya no era por burla, sino que había degenerado en groseros  insultos…”.

EL TESTIMONIO DEL PASTOR DE LOS CANUTOS: Las expresiones vivénciales del Pastor son mas que elocuentes a la hora del recuento. La obra de evangelización se desarrollaba en medio de un combate en el que ambas facciones no se daban ni pedían cuartel. Canut de Bon sigue adelante en la prédica, visitando enfermos y pobres, oficiando matrimonios y sacramentos bautismales, debatiendo en la prensa y ante las autoridades civiles y policiales…recibiendo insultos, pedradas y hasta golpes de parte de sus detractores. Lo vive, lo sufre, lo llora en su carne y en el temor de su familia. Es una loca odisea de fe, en la cual enseña el amor, aun en aquellos que le detractan y le menosprecian. Un extracto de misiva remitida al Reverendo La Fetra es el desnudo testimonio de su vivencia en la nortina ciudad de La Serena: …”Cuando salgo por la calle todos los días, no se oye más que gritos al lobo canuto, al apostata, el diablo, al loco, Toda la gente a las puertas. Yo, saludando. Alguna pedrada de estos trae muchas cuestiones y no son gente baja sino jóvenes, niños y mujeres decentes. Los pobres me defienden…Los conventos todos los días predican contra mi. Yo creo que alguno de mis hijos va a ser el primer mártir de Jesucristo. Ellos tienen ahora mas fe, aman a Jesús. Mi Virginia (esposa) esta conforme, pero tiene miedo que maten a los niños. Yo deseo que usted haga una visita a Balmaceda y ponga en su conocimiento lo que sucede…”

Largo sería continuar enumerando todos los sinsabores vividos por este ilustre evangelista. Solo resta decir que este antepasado nuestro nos deja noble ejemplo, digno de imitar. Este “canuto” supo negarse a sí mismo, tomó la cruz de Cristo y avanzó sin vacilar, cual adalid de la fe en medio de la tormenta. Este verdadero “Lutero de Chile” se erige en el tiempo presente como un hombre de gran convicción, el cual supo dar razón de su fe en todo lugar donde fue requerido. Su lema fue tomado de los Evangelios para darlo a conocer a la gente que le perseguía: “Si el mundo os aborrece, sabed que a mi me ha aborrecido antes que a vosotros”( San Juan 15:18). Como sabía que la Palabra de Dios es Luz y que el estaba en la Luz, llegó a decir en el diario La Reforma de La Serena, el 7 de mayo de 1890: “No contestaré jamás ningún insulto que se me haga”.

Así se comprometió, así lo cumplió pues sabía que Cristo Jesús peleaba por el, y que era poderoso para guardarle hasta el último día de su Vida. ¡¡Gloria a  Dios!!

En la Revista “Tocando Vidas” de las Sociedades Bíblicas, diciembre de 2005 en la página 13 aparece un artículo en que en el Cementerio Parque Camino a Canaán, La Sociedad Bíblica Chilena y la Academia Histórica de Reflexión Reformada, realizaron un programa especial de recuerdo y adhesión en homenaje al predicador catalán, nacionalizado chileno, como última celebración del Mes de la Reforma, que se cumple todos los años en Octubre con una romería al Patio de Disidentes, en el Cementerio General.

La actividad se inició en la Plaza de los Héroes del Evangelio en el Cementerio Parque Camino a Canaán, donde diversos oradores se refirieron a los motivos que congregaban al pueblo del Señor Jesús. Especial significación tuvieron las palabras del Ingeniero Civil de Minas, profesor de la Universidad de La Serena, CLAUDIO CANUT DE BON, nieto del gran evangelista catalán, dando a conocer muchos aspectos inéditos de la vida y lucha por el Evangelio que libró “El Lutero Chileno” como se le ha llamado a Canut de Bon.

Monolito con la imagen de Juan Bautista Canut de Bon Gil, en donde la Municipalidad de Coronel reconoce su aporte a la comunidad

http://www.sepade.cl/contenido.php?id=146

REFLEXION: Es tiempo que aparezcan evangelistas, misioneros, predicadores, cristianos de valor, atrevidos y visionarios, que con el ejemplo de Canut de Bon y otros, supieron enterrar el arado con esfuerzo, sacrificio y lágrimas para que fuéramos alcanzados por el Evangelio de Jesucristo y nos resta llevar estas noticias de amor a otros que aun se aferran a creencias erradas y no llegan al conocimiento del Único Dios de Amor.

tomado del escritor que al pie se menciona

Sólo he pretendido alentar y dar a conocer a un misionero de valor y abnegación, renunciando a todo para alcanzar a muchos. Con mucho cariño a mis hermanos Bautistas de Arica. Bernardo Martínez A. Misionero de la Tierra JMMB.-Arica, septiembre de 2006.

Etiquetas: , , , ,

About Fredy Rodriguez

Expertos en Microelectronica Formado en la Escuela Superior de Electronica CEPEA - Lima Peru. Egresado en 1991 - II Experiencia Comprobada en la Emsamblaje, Mantenimiento, Reparacion, y Redes de Productos Computacionales. con 12 Años de Experiencia Ademas especialista en Mp3 y Mp4 recuperacion de Datos de pendrives y Discos Rigidos. con 5 Años de Experiencia. Direccion del Servicio Tecnico Catedral 1043 Loc 25A Santiago Centro a unos pasos de la plaza de Armas Cel 99831962

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: